Dentro de Expedición Colombia y con la mirada puesta en el año 2030, llega la COMPETITIVIDAD como la capacidad escogida para Caribe 2022. Esta capacidad cobra especial relevancia en medio del entorno que vivimos desde 2020, al que podemos describir como volátil, incierto, cambiante y ambiguo (entorno VICA), pues nos acercará a cumplir nuestros objetivos de compañía de corto, mediano y largo plazo.

Antes de hablar de por qué la COMPETITIVIDAD es relevante para el negocio en 2022, es clave hablar del contexto económico que hemos vivido en los últimos 2 años.

Igualmente, la pandemia cambió los hábitos de los consumidores. Durante los primeros meses de la pandemia, los hogares se vieron obligados a disminuir los gastos asociados a servicios como transporte, viajes, recreación y comidas fuera del hogar y también a reducir el consumo de bienes durables. Esto generó que algunas de las familias que lograron mantener sus ingresos, acumularan recursos de ahorro que, una vez levantadas las restricciones más estrictas, empezaran a gastar de nuevo. Esta reactivación del consumo, representó una dinámica comercial en 2021 que se vio reflejada en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en Colombia en el segundo trimestre, con una cifra cercana al 18.1%.

Esta situación de alto consumo también ha hecho que crezca la inflación en el mundo. Estados Unidos, por ejemplo, sufre la mayor inflación en 40 años. En Colombia también se vive la inflación con una fuerte aceleración de los precios, en rubros que afectan la canasta familiar.

En línea con la inflación, desde el segundo semestre de 2021, vemos altos incrementos en algunas materias
primas que requerimos para nuestra producción en Meals, como son las proteínas lácteas y los congeladores.
Las proteínas lácteas han disminuído su nivel de producción y han sido afectadas por el alto costo de los
fertilizantes y, en los últimos meses, por el conflicto que se vive entre Rusia y Ucrania que son los principales
productores de esta materia prima. Por otro lado, los activos comerciales (congeladores) están escasos y su
llegada es demorada debido a la afectación de la cadena de suministro ya mencionada

Todo esto nos lleva a pensar en 2022 como el año de la COMPETITIVIDAD para nuestro negocio. Un año en el que todos debemos continuar haciendo lo mejor que sabemos hacer, que nuestras marcas sigan siendo las líderes del mercado, que nuestros productos sigan llegando a todos los consumidores en todo el país, para generar sonrisas llenas de optimismo y buena energía para un futuro mejor.

Pero entonces ¿cómo trabajaremos la COMPETITIVIDAD en nuestro negocio?

Jorge Iván Flórez, Director Control Gestión
Fuentes: Investigaciones Bancolombia, diario La República

En esta edición encontrarás contenidos que te permitirán ver diferentes formas en que la COMPETITIVIDAD nos permite afrontar los retos del entorno.